Cómo abrir una botella de vino sin abridor

Ante los problemas… ¡agudiza tu ingenio! Imagina que te dispones a abrir una botella de tu vino favorito y, justo en ese momento, te das cuenta de que no tienes sacacorchos. ¿Qué harías para salvar esta situación?

Seguro que ya has pensado en la solución más rápida y sencilla: empujar el corcho hacia el interior de la botella. Sin embargo, esta no es la más recomendada si no quieres dejar restos de corcho en el vino o arruinar tu camisa con una lluvia de salpicaduras.

En esta publicación encontrarás distintos métodos y trucos para que puedas hacerte con un abrebotellas improvisado, pero de lo más eficaz. Sigue leyendo y descubre cómo conseguirlo.

Cinco sacacorchos con objetos cotidianos

1.- Con un tornillo y un martillo

Podrás extraer el tapón sin demasiado esfuerzo. Atornilla en el centro del corcho un tornillo hasta que sobresalga un centímetro aproximadamente por la parte superior del tapón. Una vez lo tengas, podrás sacarlo fácilmente con la parte trasera de un martillo o con la ayuda de unos alicates.

2.- Con un cuchillo

Este es el método que a priori puede parecer más peligroso, pero si lo haces con cuidado y sentido común también puede sacarte del apuro en cuestión. Clava la punta de un cuchillo de sierra justo en el centro del corcho, sin llegar a atravesarlo para evitar que caigan restos del tapón en el vino. Hazlo girar cuidadosamente y tira de forma suave hasta extraerlo.

3.- Con una llave

Un objeto tan sencillo e imprescindible como una llave, y que además todos llevamos siempre encima, también te puede ayudar en este reto de abrir una botella de vino sin sacacorchos. Introduce la llave en el corcho, en posición diagonal a este. Una vez te asegures que está bien fijada, hazla girar suavemente para extraer poco a poco el tapón. Mira este breve vídeo y aprende cómo hacerlo.

4.- Con un zapato

¿Quién dijo que un zapato no podría utilizarse como abrebotellas? Aquí lo tienes. Simplemente coloca la base de la botella en el interior del zapato, justo en el lugar donde apoyas el talón. Sujetando la botella, golpea la planta del zapato contra una pared hasta que el corcho sobresalga lo suficiente de manera que puedas tirar y extraerlo sin dificultad. El zapato te ayudará a amortiguar los golpes y así evitar que la botella se rompa.

5.- Con unas tijeras

Un par de tijeras pequeñas para niños también pueden ser la solución para descorchar tu botella de vino. Abre las tijeras por completo e introduce la cuchilla más delgada en el centro del corcho, con cuidado de no empujar el tapón hacia el interior ni romperlo o atravesarlo. Una vez lo tengas, gira el mango de las tijeras para extraer el corcho poco a poco. Mientras lo haces, sujeta la botella firmemente con la otra mano.

Como ves, no existen excusas cuando se trata de descorchar y degustar un buen vino. ¿Conoces más trucos para abrir una botella de vino sin abridor? Déjanos tus comentarios en esta publicación y compártelo con nosotros. ¡Os leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

This website uses cookies to provide you with the best possible user experience. SBy continuing to browse, you are consenting to the acceptance of our Cookie Policy, click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies