Claves para cocinar con vino

Regla número uno: Nunca cocines con un vino que no te beberías. Un error muy común es utilizar en la cocina cualquier vino «peleón». Uno de esos que se anuncian como ‘vinos para cocinar’, pero que no aportan nada a tu receta. Cuando hablamos de cocinar con vino buscamos añadir valor a nuestro plato, actuando sobre sus aromas, sabores y texturas.

Y es que el vino no solo es un buen acompañante con el que maridar nuestras comidas o cenas, sino un ingrediente indispensable para la elaboración de muchas recetas. Sigue leyendo y descubre las claves para cocinar con vino y obtener un exquisito resultado.

Existen tantos tipos de vino (blancos, tintos, dulces, secos, caros o baratos…) como posibilidades de recetas para cada uno de ellos. Por eso, resulta fundamental saber elegir el vino que mejor combine con los ingredientes de nuestra elaboración.

Qué vino elegir según la receta

cocina con vino

Los vinos blancos, como nuestro Guadianeja Macabeo, son usados para cocinar pescados, aves y carne de cerdo. Si tenemos pensado añadir tomate natural como ingrediente a nuestra receta debemos optar por un vino blanco más dulce. De esta manera, contrarrestaremos la acidez que origina el tomate.

mejores vinos para cocinar

Los tintos se reservarán para guisos de ternera o carnes rojas. Como consejo, siempre que sea posible deberemos dejar marinar la carne con el vino durante un par de horas en el frigorífico para intensificar su sabor. Cuanto más tiempo esté el vino en contacto con los alimentos, más aromas y sabores cederá a éstos.

Los espumosos tienen también su papel entre fogones. Eso sí, cuanto menos azúcar tengan mucho mejor para preparar cualquier plato. Nuestra recomendación es utilizar Cantares Brut Nature para cocinar aves, pescados, arroces y deliciosos postres, como mousse o cupcakes.

Y en la época de la cocina de contrastes, los vinos dulces pueden ser el mejor aliado para aportar el espesor y dulzor justo a las salsas, ideal como acompañante de las carnes asadas.

cocinar con vino

En definitiva, el tipo de vino que elijas influirá en las características de la receta. Cada vino aportará unos matices dependiendo de la variedad, color, crianza, … Así, nuestro Olimpo Roble, criado en barricas de roble, le otorgará sabores a tostados, panadería, y vainilla. Un vino tinto joven, como Guadianeja Syrah 2020, añadirá un carácter más frutal y una equilibrada acidez a nuestro plato. Los vinos dulces, destacarán sus notas a uvas pasas y darán mucho más dulzor.

Tres trucos para cocinar con vino y no arruinar tu receta

1.- ¡Hazte con el control del fuego! A la hora de cocinar con vino, es muy importante la temperatura de cocción. Al tratarse de alcohol es necesario llevarlo a ebullición para eliminar el máximo de éste, pero os recomendamos hacerlo a fuego lento para que tenga una mayor integración en el plato.

2.- Todo en su justa medida. Necesitarás dar con la medida exacta de tu receta. Cualquier error por defecto o por exceso puede arruinar la comida que estés preparando.

3.- Vino o vinagre, solo puede quedar uno. No añadas vino a tu comida, si posteriormente vas a utilizar un vinagre o bálsamo de módena, pues perderíamos toda la esencia de nuestro vino.

Desde Vinícola de Castilla recomendamos nuestros vinos no solo como acompañantes, sino también como un ingrediente más de tus platos. ¡Prueba, saborea y descubre todo un mundo de matices y aromas a la hora de cocinar con vino!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

This website uses cookies to provide you with the best possible user experience. SBy continuing to browse, you are consenting to the acceptance of our Cookie Policy, click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies