¿Engorda más el vino o la cerveza?

Hoy os traemos otro de esos debates eternos: un vinito o una caña de cerveza. En muchas ocasiones la toma de esta difícil decisión dependerá de lo que marque la báscula tras su ingesta… ¿qué engorda más, el vino o la cerveza? En esta publicación os ayudamos a dar con la respuesta a esta y otras preguntas sobre su consumo.

Todos sabemos que el alcohol engorda, pero también que esos kilitos de más dependerán de la cantidad y el tipo de vino o cerveza que consumamos. En general, y pese a lo que muchos piensan, ninguna de las dos bebidas alcohólicas más consumidas en nuestro país tiene un aporte calórico demasiado elevado. De hecho, 100 ml de cerveza rondan las 50 calorías, mientras que en el caso del vino, esa misma cantidad contendría unas 70 calorías.

La cerveza engorda

Sin embargo, y a pesar de que el vino contiene más calorías, expertos del Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Castilla y León apuntan a que la cerveza engorda más. ¿A qué crees que se debe? Sencillamente a que tomamos más cantidad. Y es que una copa de vino contiene menos volumen que una caña o un tercio. Así y a pesar de la diferencia de calorías entre las dos bebidas, esto hace que prácticamente se equiparen. Además una lata de cerveza, uno de los formatos donde más se consume esta bebida, puede suponer la ingesta de unas 139,92 kilocalorías.

Vino tinto o blanco: ¿cuál engorda más?

Operación Bikini

Como os decíamos al principio, la relación entre aumento de peso y alcohol depende no solo de la dosis, sino también del tipo de bebida que consumamos. Así por ejemplo, cuanto más joven es un vino más azúcar tiene. Si tu objetivo es acabar con algún kilo de más es preferible que optes por vinos de dos años o más. Y si nos fijamos en los colores, entre un vino tinto y uno blanco, el primero contiene menor cantidad de azúcar.

El momento para el consumo también resulta destacable. Y es que según algunos estudios nutricionales, la ingesta moderada de vino o cerveza durante las comidas no afecta a nuestro cuerpo. Incluso, es considerada beneficiosa para la salud.

Pero, ¿a qué nos referimos con ‘consumo moderado’? En el caso del vino, los expertos advierten de que estaríamos hablando de una o dos copas al día para los hombres, y entre una y media para las mujeres, pero siempre acompañando una dieta saludable y de ejercicio diario.

En definitiva, no se trata de elegir entre ‘vino sí‘ o ‘vino no’, sino de incorporarlo a una dieta equilibrada y aprovechar los grandes beneficios que un consumo responsable de esta bebida puede tener sobre nuestro organismo. Y es que el vino posee compuestos naturales como el resveratrol, un antioxidante potente que permite generar un efecto protector frente a  cánceres o enfermedades neurológicas. Además, su alto contenido en polifenoles hace que sea beneficioso para el corazón. La uva aporta también vitaminas del grupo B, pero sobre todo de los tipos C y K.

Un ejercicio diario y un consumo responsable son vitales para que ni la cerveza ni el vino nos haga aumentar de peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

This website uses cookies to provide you with the best possible user experience. SBy continuing to browse, you are consenting to the acceptance of our Cookie Policy, click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies