Vino y Poesía. Día mundial de la poesía

El mundo del vino ha estado siempre ligado a la literatura. En concreto, la relación entre el vino y la poesía es un maridaje histórico que se remonta a épocas milenarias.

Son muchos los literatos que han mostrado su hábito y pasión por este jugo, pasando de Oriente hasta Occidente. Desde Hesíodo con su versos de Los trabajos y los días, a Li Po (Lía Bai) con su poema Mientras bebo a la luz de la luna; y recordemos el fervor de Shakespeare por el vino canario malvasía y, por supuesto, no nos olvidamos de Miguel de Cervantes, Federico Garcia Lorca o Antonio Machado, que también llevaron la bebida del fruto de las vides a sus textos.

Por eso, y con motivo Día Mundial de la Poesía (21 de marzo) hemos querido hacer un viaje literario y recopilar para ti en esta publicación algunos de los poemas y versos más bellos en torno al vino. ¡Prepara una copa y disfruta de su lectura!

Cinco poemas con vino

1. Charles P. Baudelaire. Conocido como el poeta maldito, fue uno de los máximos representantes del simbolismo francés. En su libro Las Flores del Mal (1857)contiene la poesía El vino de los amantes. Este clásico libro de la literatura mundial fue censurado, costándole una condena por ‘inmoralidad’ a su autor.

"¡Hoy el espacio es fabuloso!
Sin freno, espuelas o brida,
Partamos a lomos del vino
¡A un cielo divino y mágico!

Cual dos torturados ángeles
Por calentura implacable,
En el cristal matutino
Sigamos el espejismo.

Meciéndonos sobre el ala
De la inteligente tromba
En un delirio común,

Hermana, que nadas próxima,
Huiremos sin descanso
Al paraíso de mis sueños"

El Vino de los Amantes, Charles P. Baudelaire

2. Pablo Neruda. Considerado uno de los literatos más influyentes del siglo XX, en su Libro Odas Elementales (1954) encontramos esta Oda al Vino. Sin duda, un ejemplo más de la profunda inspiración que el vino ha supuesto para los grandes escritores.

"(...) vino,
estrellado hijo
de la tierra,
vino, liso
como una espada de oro,
suave
como un desordenado terciopelo,
vino encaracolado
y suspendido,
amoroso,
marino,
nunca has cabido en una copa,
en un canto, en un hombre,
coral, gregario eres,
y cuando menos, mutuo.
A veces
te nutres de recuerdos
mortales,
en tu ola
vamos de tumba en tumba,
picapedrero de sepulcro helado,
y lloramos
lágrimas transitorias,
pero
tu hermoso
traje de primavera
es diferente,
el corazón sube a las ramas,
el viento mueve el día,
nada queda
dentro de tu alma inmóvil. (...)"

         Oda al vino, Pablo Neruda

3. Miguel Hernández. Del poeta más joven de la Generación del 27, aunque tradicionalmente se le ha enmarcado en la del 36, seleccionamos estos versos dedicados a su mujer Josefina, y recogidos en su poemario El rayo que no cesa. Unos versos que a muchos os sonarán cercanos, pues el cantautor Joan Manuel Serrat compuso también una canción para este poema.

"Tus cartas son un vino
que me trastorna y son 
el único alimento 
para mi corazón.

Desde que estoy ausente 
no sé sino soñar, 
igual que el mar tu cuerpo, 
amargo igual que el mar.(...)" 

El Rayo que no cesa, Miguel Hernández

4. Federico García Lorca. El célebre poeta de la Generación del 27 también llevó el vino a los versos de su poema Canción Oriental, recogido dentro de su Libro de Poemas (1921).

"Las vides son la lujuria
que se cuaja en el verano,
de las que la iglesia saca,
con bendición, licor santo."

Libro de Poemas,  Federico García Lorca

5. Jorge Luis Borges. Elescritor argentino considerado una de las grandes figuras de la literatura en lengua española del siglo XX, dedicó estas líneas al vino en su poema Soneto al Vino.

"¿En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosa
conjunción de los astros, en qué secreto día
que el mármol no ha salvado, surgió la valerosa
y singular idea de inventar la alegría?

Con otoños de oro la inventaron. El vino
fluye rojo a lo largo de las generaciones
como el río del tiempo y en el arduo camino
nos prodiga su música, su fuego y sus leones.

En la noche del júbilo o en la jornada adversa
exalta la alegría o mitiga el espanto
y el ditirambo nuevo que este día le canto

otrora lo cantaron el árabe y el persa.
Vino, enséñame el arte de ver mi propia historia
como si ésta ya fuera ceniza en la memoria."

Soneto al Vino, Jorge Luis Borges

Seguro que conoces más poemas que hayan dedicado sus versos al vino, déjanos un comentario y ¡compártelos con nosotros!

"El vino siembra poesía en los corazones”

Dante Alighieri

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

This website uses cookies to provide you with the best possible user experience. SBy continuing to browse, you are consenting to the acceptance of our Cookie Policy, click on the link for more information.

ACEPTAR
Aviso de cookies